Cada uno de los hemisferios del cerebro se especializa en una forma distinta de procesar la información, que complementa a la del otro hemisferio. Ninguna es superior a la otra, y es la suma de ambas lo que le da a la mente su asombrosa flexibilidad.

A pesar de que gran parte de los seres humanos se ven dominados por uno de los hemisferios cerebrales, es necesario hacer hincapié en que ambos son utilizados, quizá uno más que otro, pero nunca uno solo. Lo ideal es encontrar el uso en mayor equilibrio entre ambos.

Con este test, podrás tener una noción bastante aproximada del grado de desarrollo de cada uno de tus hemisferios cerebrales.