Te has dado cuenta que tu tienes la elección de responder a tu manera a cualquier evento y esto determina la forma en que este se desenlaza?

Estamos condicionados a culpar a otras personas o factores externos por las cosas que vivimos, ya sea éxito o fracaso, salud o enfermedad, gozo o frustración, riqueza o pobreza y no lograremos tener éxito hasta tomar 100% responsabilidad de nuestra vida.

Para entender esto podemos basarnos en la siguiente fórmula

Evento + Respuesta = Desenlace

Si no te gustan tus resultados, puedes elegir entre dos alternativas; culpar al evento (E) por tu falta de resultados (D), por ejemplo, a la economía, al clima, al jefe, a tu equipo, al tráfico, etc., o bien, cambiar tu respuesta (R) a los eventos (E) para obtener el desenlace (D) deseado, es decir, puedes cambiar tu forma de pensar, de comunicarte, tus imágenes mentales de ti mismo y del mundo, tus comportamientos, etc.

Todo lo que pensamos, decimos y hacemos tiene que ser intencional y alinearse con nuestros valores y metas.

Todo lo que eres hoy es el resultado de tus decisiones del pasado, eres tu quien crea o permite todo lo que te sucede, si quieres un futuro diferente, debes renunciar a todas tus excusas, debes dejar de culpar y dejar de quejarte.

Tu tienes el control sobre todo lo que pasa en tu vida, puedes controlar lo que dices, lo que piensas y lo que haces, lo que lees, tienes control de las personas a quien frecuentas. Tienes control de cada uno de tus actos. Como dijo Carl Jung: «Yo no soy lo que me ha ocurrido, soy lo que elijo ser».

Para tener más éxito, sólo debes hacer más de lo que deseas en tu vida.

Sólo existe una persona responsable por lo que pasa en tu vida, y esa persona eres tú.

Si deseas saber más sobre Los Principios del Éxito, escríbeme a contacto@concepto2020.com.